Hace pocas semanas, apenas dos meses, durante los primeros días de octubre, compartíamos con vosotros la situación de máxima emergencia que teníamos en nuestro Proyecto Shakinah, en Molo (Kenia).

Por aquel entonces, nada nos hacía imaginar, que a mediados de diciembre, y gracias a una maravillosa ola de solidaridad de todos vosotr@s, la posibilidad de empezar el curso en nuestras nuevas aulas fuera una posibilidad real…pero así es.

Después de un viaje express a Kenia, donde nos reunimos con gobierno, arquitectos y constructores locales, y apoyados financieramente en una campaña de recaudación de fondos mucho más generosa de lo imaginado, a mediados de octubre nos pusimos manos a la obra, trabajando de sol a sol, sin descanso, empujados por la mayor fuente de energía que existe: la voluntad.

Ya hemos levantado las aulas, y estamos finalizando los tejados. Posteriormente, acabaremos la acera, pinturas, electricidad, etc…para intentar llegar a los primeros días de enero con los deberes hechos…

Os mantendremos puntualmente informados. Sirvan estas líneas para trasladaros nuestro profundo agradecimiento por vuestro gran apoyo y generosidad.

Seguimos trabajando!

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0